Prevenir incendios

No debemos olvidar que la prevención es el aspecto más importante de la seguridad contra incendios, ya que gran parte de ellos podrían haberse evitado si se hubiesen aplicado una serie de medidas básicas que deben tenerse en cuenta al realizar el trabajo.

Por ley, todas las empresas deben contar con protocolos de emergencia para casos de incendio. Además, se debe tener en consideración el tipo de extintor que se debe utilizar, dependiendo del tipo de material o de trabajo que se realiza en el lugar.

Estos elementos deben contar con las características que permitan extinguir el fuego ocasionado por los materiales combustibles o inflamables que existan en el medio.

Sobre la presencia de extintores es importante recordar los siguientes aspectos:

  • La cantidad de extintores debe estar distribuida en diferentes puntos, de tal manera que ninguno supere la distancia máxima de traslado.
  • Los extintores deberán cumplir con los requisitos y características que establece el DS 369, relativo a las normas sobre extintores portátiles. En este documento se establecen los lineamientos respecto a la rotulación y mantención de los extintores. Entre estos requerimientos se encuentran el color; información técnica tanto del cilindro como del extintor; cómo deben estar consignadas las instrucciones de funcionamiento; la identificación de quien fábrica o importa el producto y, de ser necesario, también del servicio técnico que ha manipulado el extintor.
  • Los extintores deben estar certificados por un laboratorio acreditado mediante el Sistema de Acreditación del Instituto de Normalización, tal como se encuentra estipulado en el DS 369.
  • Los extintores deben estar colgados con una altura máxima de 1,30 mts. medidos desde el piso a su base y con una altura mínima de 0,20 mts., además debe estar señalizado.

Algunas recomendaciones generales que debemos cumplir para evitar situaciones de riesgos tanto en el trabajo como en el hogar.

  • Mantener una zona de seguridad lejos de aparatos eléctricos, sin combustibles ni materiales inflamables.
  • No sobrecargar enchufes.
  • Al detectar alguna anomalía en las instalaciones eléctricas comunicar al responsable o a algún personal calificado.
  • No aproximar focos de calor intenso a materiales combustibles.
  • En caso de efectuar trabajos con llamas abiertas, objetos calientes, chispas mecánicas, arcos eléctricos, tomar todas las medidas de seguridad necesarias. Plan de Autoprotección: Prevenir, Avisar, Actuar, Evacuar.
  • No obstaculizar las salidas de emergencia, así como el acceso a extintores, bocas de incendio, salidas de evacuación, pulsadores de alarma. Estos equipos deben estar siempre accesibles para su rápida utilización en caso de emergencia.
  • Fíjate y recuerda la señalización, salidas disponibles, vías a utilizar, localización de los pulsadores de alarmas y extintores más cercanos; tener presente esto ayudará a tu capacidad de reacción en caso de emergencia.
  • Mantener el lugar de trabajo limpio y ordenado; la suciedad, los derrames de líquidos y materiales como virutas, papeles y cartones pueden originar incendios fácilmente.
  • Los espacios ocultos son peligrosos. No dejar en los rincones, debajo de las estanterías o detrás de las puertas objetos que molestan o que no queremos que estén a la vista.
  • Respetar la prohibición de fumar.
  • La prevención de incendios se basa en impedir la presencia simultánea de focos de ignición y materiales combustibles.
  • Inspeccionar el lugar de trabajo al final de cada jornada laboral. De ser posible desconectar los aparatos eléctricos que no sea necesario mantener conectados.

 

Ten en cuenta las siguientes medidas en tu vida diaria para evitar y prevenir incendios en tu casa:

  • Nunca dejes una vela encendida en una estancia vacía y menos por la noche o cuando no haya nadie en casa.
  • Desconecta las planchas de pelo o de ropa después de su uso. Y cuando las estés utilizando, colócalas sobre superficies no inflamables y aisladas de otros elementos.
  • Antes de acostarte, cierra el gas y revisa que los fogones, horno, tostadora, etc están convenientemente apagados.
  • Si hueles a gas, abre las ventanas para ventilar y llama rápidamente a un técnico oficial calificado.
  • Revisa la instalación eléctrica y de gas con una cierta regularidad.
  • Nunca coloques mecheros ni cerillas al alcance de los niños o dejes a los pequeños sin vigilancia.
  • Si fumas evita hacerlo en la cama o en el sofá.
  • No sobrecargues los enchufes.
  • Instala detectores de incendio y de gas que te avisen en caso de problema.

Cómo actuar en caso de incendios en casa

Ante todo, mantén la calma. Muchas de las pérdidas materiales y humanas de los incendios en casa son producidas precisamente por culpa de actuaciones precipitadas. Llama a los bomberos cuanto antes y sigue los siguientes consejos.

  • Si el incendio se ha declarado en tu vivienda. Si ves que no puedes apagarlo por tus propios medios, cierra la puerta de la habitación en la que se ha producido en incendio, avisa a todos los habitantes del domicilio y sal con ellos cerrando todas las puertas a vuestro paso. No te detengas a recoger nada, excepto las llaves de casa para facilitar la entrada de los bomberos. Mientras bajáis a la calle por las escaleras (nunca por el ascensor) alerta a los vecinos de la situación. Una vez en la calle, llama a los bomberos.
  • Si hay fuego en la escalera. Nunca salgas de casa si hay humo en las plantas inferiores. Cierra la puerta de tu casa y cúbrela con paños húmedos. Llama a los bomberos y sitúate cerca de una ventana que comunique con el exterior. Hazte notar entre los transeúntes y espera a que lleguen los especialistas.
  • Recuerda que para no intoxicarte con el humo deberás avanzar gateando con la ropa mojada y respirar a través de un paño húmedo que cubra tu nariz y tu boca. Nunca utilices agua para apagar un incendio en un cuadro eléctrico. Para esos casos puedes utilizar los extintores.